NUESTRO SANTO PATRONO

San Antonio nació en Lisboa, Portugal, en el año 1195. Fue ordenado sacerdote a los 25 años, a pesar de que la norma eclesiástica fijaba un mínimo de 30 años de edad para acceder al sacerdocio.

Fernando, tal su nombre de pila, quiso entrar a formar parte de los seguidores de Francisco de Asís. En septiembre de 1220 cambia sus ropas por una túnica de buriel atada con una cuerda en la cadera. Allí abandona su nombre de bautismo y asume el de Antonio.

San Antonio dedicó su vida a predicar la Palabra de Dios. Con su sencillez, humildad, carisma, transparencia y fidelidad a sus convicciones fue también un claro ejemplo de educador.

El Hogar de las religiosas “Hijas de María Inmaculada” fue avanzando con la ayuda de la comunidad y en especial de benefactores que aportaron a lainfraestructura.

El nombre del Colegio se debe a que es la Familia Rossio la que dona el terreno donde actualmente se ubica la institución y, al ser ellos muy devotos de San Antonio, las hermanas deciden ponerle el nombre del santo en agradecimiento a la familia.

Los alumnos reciben una educación integral, la cual incluye una dimensión religiosa que impregna la educación entera, promoviendo el diálogo entre la fe y la cultura, trabajan en un clima de libertad y respe to, a través de un acompañamiento individualizado.

Con el objetivo de lograr el desarrollo personal de las potencialidades de los alumnos, la institución brinda además de las áreas curriculares, catequesis y encuentros espirituales, donde los niños y jóvenes van descubriendo a Dios en su vida familiar y social.

adminNuestro Santo Patrono